AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 8 de julio de 2013

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA Y FIBROMIALGIA


Gracias Hortensia Galvis Ramírez y Eduardo Ontiveros!!!
audio
http://www.yakitome.com/YAKiToMe/en/static/data/audio.name/95/audio.name.95ad8ab598b92537.617564696f2e6d7033.mp3?attachment

Espero sea de utilidad, junto a Ataque de Pánico se está descubriendo que son síntomas de Desintoxicación de memorias muy antiguas de nuestro mundo emocional y de estructuras muy Rígidas de Ver la Vida, Son síntomas que trae la Activación de la Rejilla de Luz Interna por sobre la Personalidad, a Aprovechar estas Bendiciones Ocultas!!!! Edu

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA Y FIBROMIALGIA: tómense su tiempo para leerlo

No estás Muriendo... Estás Mutando "Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia"...

Un excelente artículo de Reindjen Anselmi publicado en la revista alemana Licht Forum. Es lo más edificante y esclarecedor de cuanto se ha publicado sobre FM y SFC y su relación con el proceso del Cuerpo de Luz. Hay un trabajo a nivel de la conciencia que debemos hacer cuando se padecen estos síntomas.

Les recomiendo leer la selección sobre Fibromialgia y sobre el ADN – como podemos influenciarlo para que mejore toda esta sintomatología- publicada en este sitio:

CFS (SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA), ES EL NOMBRE MÉDICO PARA DESIGNAR AL PROCESO DEL CUERPO DE LUZ - Por Reindjen Anselmi - Tomado de la revista alemana Licht Forum.

Cuerpo de Luz

Paralelo entre los síntomas de mutaciones y el Síndrome de Fatiga Crónica

El Proceso del Cuerpo de Luz, la limpieza y la elevación de la energía del cuerpo biológico trae consigo una gran cantidad de síntomas particulares un poco incómodos. Estos pueden llegar a ser tan fuertes, que la persona pueda creerse enferma y necesite y busque el apoyo de cualquier forma de curación que considere apropiada. Es muy posible que los síntomas incapaciten a la persona para el trabajo total o parcialmente. Eso solo pueden definirlo los médicos. Pero es importante saber que el Proceso del Cuerpo de Luz, en lo que concierne a los síntomas, también posee un nombre médico y que en el mundo de la medicina profesional se le conoce como Síndrome de Fatiga Crónica o CFS.

Una lista, que yo hice, sobre los síntomas que produce la activación del Cuerpo de Luz, fue publicada en la revista Licht Forum en su edición del invierno 1995/96. Pero solamente unos meses después, en el verano de 1996, logré encontrar la misma información en algunos libros americanos sobre espiritualidad, que confirmaron los datos que ya tenía. En esa época no sabía que en una forma paralela los médicos habían venido observando, y de hecho ya habían descubierto, los síntomas de una nueva enfermedad. Al respecto, en 1997 hice, para los medios de comunicación masiva, una investigación sobre la aparición misteriosa de esta enfermedad.

A raíz de esto pude comparar, y repentinamente vi la equivalencia perfecta entre los síntomas del Proceso del Cuerpo de Luz a nivel global y la nueva enfermedad que los médicos consideraban como invalidante. Hay que aclarar que cuando los investigadores médicos comenzaron a observar esta dolencia nada sabían de la informa-ción que ya era conocida entre los trabajadores de la Luz respecto a este conjunto de síntomas.

Muchos nombres- El Proceso del Cuerpo de Luz es, abreviando un poco, la espiritualización de la totalidad de un hombre, que se logra por medio de la limpieza y de la elevación de la frecuencia de energía de su cuerpo físico. Se usan otros nombres para describir lo mismo:

Mahatma, o el Proceso de Ascensión. Estos nombres diferentes se refieren a distintos aspectos de la misma experiencia. Cuando usamos el nombre "Proceso del Cuerpo de Luz" ponemos el énfasis en los cuerpos biológico y etérico y nos enfocamos, en una forma precisa, al aspecto energético de esta experiencia.

Doce niveles.- Para lograr una mejor comprensión, se puede dividir el Proceso del Cuerpo de Luz en doce niveles diferentes, que son perceptibles para cada uno dentro del nivel apropiado en que vibra ese ser, puede ser a niveles físico, emocional, mental o espiritual. Podemos colocar estos niveles dentro del siguiente cuadro:

Nivel - Síntoma

1 nivel Físico 2 nivel Físico 3 nivel Físico

4 nivel Físico /Mental 5 nivel Físico /Mental 6 nivel Físico/ Mental

7 nivel
Físico/ Emocional 8 nivel Físico/Emocional 9 nivel Físico/Emocional

10 nivel
Físico/ Espiritual 11 nivel Físico/Espiritual 12 nivel Físico/Espiritual

Estos niveles no son lineales, sino que dependen de cada ser individualmente en cuanto a los efectos y a la intensidad de la manifestación de los síntomas. Quiero nuevamente referirme al cuadro que usé en mi anterior artículo titulado "El Cuerpo de Luz". Podemos entender más fácilmente este cuadro si imaginamos doce cables eléctricos conectados a una hilera de lamparitas.

Cada hilera de lámparas tiene su propio color. Con la activación de cada cable se da un impulso eléctrico a la red y se enciende la primera lamparita. Luego con cada paso evolutivo la lamparita siguiente comenzará a alumbrar. Y así sucesivamente.

Para todas las humanidades se da este proceso de acuerdo a los cambios en las estructuras energéticas del planeta donde habiten, otros maestros espirituales les han aclarado ya en sus mensajes. En estos tiempos, por lo menos la primera lámpara de cada hilera ya ha sido activada con energía y en todos los hombres ha comenzado ya algún tipo de despertar al Proceso del Cuerpo de Luz.

Dependiendo de la constitución de la energía áurica, del grado de desarrollo de la consciencia y de la velocidad a la cual se expande esa consciencia, se encenderán las lamparitas de las doce hileras en una forma alternada, ahora aquí, ahora allá, todas recibirán paulatinamente el impulso eléctrico necesario. Correspondiendo a esta actividad se manifiestan los síntomas que, como ya explicamos, son la consecuencia directa de esta activación, pero estos síntomas varían en duración e intensidad. No existe ningún esquema que pueda considerarse como prototipo del proceso.

Muchos síntomas. La lista de los síntomas del Proceso del Cuerpo de Luz es larga, y seguramente en esta lista quedarán faltando algunos que se me escapan:

Síntomas del cuerpo físico


*Fatiga crónica. Agotamiento *Cansancio repentino * Sensación de embotamiento *Dolor e inflamación de algunos ganglios *Síntomas de gripe *Abruptos y tal vez violentos dolores de cabeza *Dolor en músculos y articulaciones *Fiebre, temperatura alta en forma crónica *Dolor de garganta y dolor de oído *Dolor en la nuca *Sensación de presión en el entrecejo, entre los dos ojos y dentro del cráneo *Estreñimiento o diarrea *Engordar o adelgazar *Alteraciones del ritmo del corazón, (el corazón late alocadamente) *Dolor en el área del corazón *Alteraciones de los sentidos *Escuchar internamente un silbido permanente *Sequedad de las mucosas *Calores repentinos, sensación de arder o rasquiña *Sensación de punzadas de dolor en varios sitios del cuerpo *Sensación de hambre fuera de lo que se considera habitual *Sensibilidad agudizada a la luz, al ruido, a los sabores ácidos o dulces

Alteraciones del sueño

*Dificultad para conciliar el sueño * Interrupción repentina del sueño *Falta de sueño *Incremento en la necesidad de dormir *Sudoración mientras se duerme *Helarse durante la noche *Amanecer cansado, el sueño no brinda descanso

Perturbaciones mentales

*Lagunas en la memoria, dificultades para memorizar *Desorientación en el espacio *Dificultades para orientarse o dar orientación *Dificultades para resolver problemas *Lentitud en respuestas intelectuales *Dificultades para procesar información visual y auditiva *Olvidos *Sensibilidad a flor de piel *Mente enredada y confusa *Incapacidad para concentrarse *Dificultades para hablar o discutir *Entorpecimiento *Problemas para encontrar la palabra adecuada *Rechazo *Dificultad para trabajar en más de una cosa a la vez *Dificultad en las operaciones matemáticas, aún las más fáciles *Problemas con la expresión verbal *Problemas motores *Dificultades para el pensamiento lógico y abstracto *Distorsión de la memoria a corto plazo *Escuchar voces interiores o tener visiones internas. Perturbaciones emocionales

*Estados de miedo y de pánico *Depresiones *Cambios repentinos de humor. Desde los años 70, Con el comienzo de la llegada al planeta de frecuencias muy altas de luz en la década de los 70 comenzó el Proceso del Cuerpo de Luz, aun cuando muchos trabajadores de la Luz no tenían idea de lo que estaba ocurriendo.

Mirando yo hacia atrás puedo recordar que sin razón alguna surgieron en mí sensaciones en extremo incómodas en la garganta, a veces un cansancio repentino se apoderaba de mí, y noté un incremento en la caída del cabello.

La gran fatiga duró bastante y solo Dios sabe todo lo que hice y cuantos medicamentos tomé para tratar de sentirme mejor y sanar mi cuerpo. Ni yo ni ningún médico teníamos idea de lo que me ocurría. Entonces mi sistema endocrino y el sistema inmune comenzaron a fallar. Nadie hablaba entonces del "Síndrome de Fatiga Crónica", y mucho menos se sabía algo del Proceso del Cuerpo de Luz.

Criterios de los norteamericanos para el diagnóstico del CFS (Síndrome de Fatiga Crónica)

Criterios principales

*Fatiga crónica o recurrente por más de 6 meses *El descanso y el sueño no aportan recuperación *La eficiencia en el trabajo se reduce en más de un 50% *Otras enfermedades ya han sido excluidas, especialmente enfermedades psiquiátricas

Criterios secundarios

*Fiebre baja (37 a 38.6) *Helarse, sentir mucho frío *Dolor de garganta *Ganglios inflamados y dolorosos *Debilidad en los músculos *Dolores musculares. Mialgia *Agotamiento que dura más de 24 horas sin tener causas que lo provoquen *Dolor de cabeza Problemas Neuropsicológicos *Perturbaciones en los sentidos *Alteraciones en la memoria *Sensibilidad muy acentuada *Confusión *Dificultades para pensar *Falta de concentración *Depresión *Aumento o disminución de la necesidad de dormir *Comienzo de estos síntomas en una forma abrupta. Resultados después de un examen médico

* Temperatura un poco alta * Dolor de garganta * Ganglios dolorosos

CFS (síndrome de Fatiga Crónica) Desde los años 70 en adelante fueron miles los trabajadores de Luz quienes, con diversos síntomas, como yo, tuvieron que buscar ayuda médica. Sabemos que desde los años 70 y 80 la ciencia médica de los Estados Unidos comenzó a prestar atención a un nuevo cuadro clínico con gran variedad de síntomas. Al final de los años 80 se acordó darle un nombre clínico oficial: Chronic Fatigue Syndrome CFS (Síndrome de Fatiga Crónica), porque en todos los casos la constante era el agotamiento crónico de los pacientes.

La primera definición del CFS constaba de 2 criterios principales, 14 secundarios y 10 síntomas, tres de los cuales podían ser percibidos en el examen médico.

Millones.

Desde los primeros diagnósticos de este Síndrome el número de pacientes se ha multiplicado significativamente. Hoy se pueden contar por millones (10 a 15 millones solamente en los Estados Unidos). También se han disparado los costos por inversiones en tratamientos, terapias, investigación, pérdidas en rentabilidad del trabajo etc. Por las dificultades en el diagnóstico, y la situación de desconocimiento de terapias apropiadas, los pacientes de CFS pertenecen al grupo de pacientes llamados Doctor Shopping (de compras por un médico) porque van de un médico a otro, de un diagnóstico al siguiente, de una terapia a otra siempre sin ningún resultado.

Mucha investigación. En los Estados Unidos ya existen muchas clínicas y centros de investigación que aplican los últimos descubrimientos – todo desde el punto de vista de las escuelas de la medicina tradicional -. Existen estudios que inclusive relacionan el CFS con la infección HIV (SIDA), solamente porque el tiempo de aparición de ambas enfermedades coincide. Otros científicos buscan algo en conexión con los daños sufridos por el medio ambiente, los venenos empleados en la naturaleza, y creen que pueda ser una enfermedad "de la civilización", porque nuevamente el CFS comenzó a aumentar proporcionalmente a la destrucción del medio ambiente y a las enfermedades derivadas de esta condición, como es el caso del incremento en las alergias.

Camino sin salida. La medicina en muchos países ha aceptado usar el nombre " Síndrome de Fatiga Crónica" y se diagnostica la enfermedad según una lista idónea de síntomas. La mayoría de los médicos interpretan el hecho de que no existan exámenes apropiados para diagnosticar el CFS a varios factores: la dificultad de encontrar un síntoma característico que oriente a los científicos, la carencia de tecnología apropiada dentro del marco de la ciencia actual y al hecho de que no son conocidas las causas que provocan esta enfermedad ni dentro del ámbito médico, ni del psiquiátrico. Tampoco existe una terapia apropiada y definitiva para curar el CFS, la ciencia médica se limita a aliviar cada síntoma por separado. Ni tampoco se sabe nada sobre el desarrollo específico de la enfermedad.

G 93.3. A pesar de que abiertamente la oscuridad reina en cuanto a la causa, combinación de síntomas, desarrollo de la enfermedad y terapia apropiada, el Síndrome de Fatiga Crónica presenta un cuadro clínico reconocido internacionalmente que se encuentra ya clasificado dentro de las enfermedades catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (WHO), en cuyos archivos figura con el código G 93.3. Allí el CFS se conoce con el nombre científico de Encefalomielitis MIálgica.

En esta forma se cataloga como enfermedad a lo que realmente es la reestructuración de la raza humana en su Proceso del Cuerpo de Luz, que presenta efectos colaterales que incluyen muchos padecimientos físicos.

Sobre el transcurso de la enfermedad dicen la mayoría de los reportes que muchos enfermos de CFS con el tiempo han mejorado, la mayoría de ellos después de pasar algunos años muy limitados en sus actividades. Por el contrario otros, como el investigador Dr. William Collinge, quien en su libro "El Síndrome de Fatiga Crónica" afirma que el no ha conocido hasta ahora a ningún paciente que haya podido volver al estado físico de salud integral en el que se hallaba antes de haber aparecido la enfermedad.

Sin embargo, añade, ha observado que muchos pacientes en esta situación han desarrollado un nuevo estado de conciencia, y han aprendido a convivir con la enfermedad. Es más, los reportes de sus pacientes le han llevado a deducir que inclusive, debido a la enfermedad, muchos han podido encontrarle un sentido a la vida. Hay que considerar también que entre las medidas para evadir el stress y la angustia (que pueden agudizar los síntomas del CFS) el autor del libro "Síndromes de Fatiga Crónica y Fibromialgia", Peter A. Bergs recomienda: técnicas de relajación.

En resumen

Para mí no existe ninguna duda de que lo que unos llaman "El Proceso del Cuerpo de Luz" para otros se traduce en "Síndrome de Fatiga Crónica". Yo puedo darles una pista general e indicar una dirección que creo correcta, pero no puedo poner el punto final con pruebas definitivas. También es importante aceptar que un médico, que solamente esté orientado por los cánones de la medicina tradicional, no quiera reconocer que el Síndrome de Fatiga Crónica tiene una perspectiva espiritual y que para otras personas significa solamente el Proceso del Cuerpo de Luz, o el Proceso hacia la Ascensión.

Aún si pudiera probar con certeza mi afirmación, esto tampoco serviría de nada a un médico, porque no sería aceptable, desde el punto de vista científico, el diagnosticar a su paciente que tiene los síntomas del "Proceso del Cuerpo de Luz". Hay que dejar en claro, sin embargo, que cuando surge el nombre de "Síndrome de Fatiga Crónica" muchos médicos no logran comprender nada.

Como lo dije antes, el CFS figura en la WHO con el código de diagnóstico G 93.3 y el nombre específico de Encefalomielitis Miálgica. Pero este es solo uno de los nombres con que los médicos han clasificado al proceso del Cuerpo de Luz en el transcurso de sus investigaciones. Se han dado distintos nombres a la misma dolencia de acuerdo con los síntomas que en cada caso entren en consideración: Encefalomielitis Miálgica por los intensos dolores de cabeza que se presentan, Fibromialgia por los dolores en músculos y los miembros.

Otros investigadores consideran que la CFS es causada por un virus y entonces lo llaman Síndrome de Agotamiento postviral, o Síndrome de Fatiga Post infecciosa. Hay también aquellos que lo asocian con fallas del Sistema Inmune y entonces el nombre de la etiqueta es Síndrome de cansancio por disfunción Inmunitaria (MIDS). Hay quienes creen que se debe a una falla en las funciones hormonales y especialistas que se concentran más en los síntomas psiquiátricos de los pacientes.

El Elefante.

Pero todos, tanto médicos practicantes, como científicos, en sus investigaciones escolásticas pasan por alto que la totalidad de esos síntomas representa al Proceso del Cuerpo de Luz. Cada grupo trabaja aisladamente, apartado del otro y ni siquiera sospechan que existe una conexión íntima entre todas sus teorías. Desde hace algún tiempo algunos investigadores y médicos han comparado las similitudes con otras listas de enfermedades nuevas, y se dan cuenta que para esta no parecen tener ninguna claridad en cuanto a sus causas, ni tampoco sobre un tratamiento apropiado para su curación.

Me recuerdan a la conocida historia del elefante que relata que en una ocasión 5 hombres con los ojos vendados trataron de describir lo que cada uno podía percibir del elefante. El primero palpó su pierna, otro la trompa, un tercero la barriga etc. Cada uno iba dando una descripción de acuerdo a su percepción particular, creyendo que habían captado al ser total. Igualmente, cuando los científicos estén mejor dispuestos a compartir sus hallazgos particulares unos con los otros, se hallarán más cerca de encontrar la totalidad de la verdad sobre aquello que buscan.

El rechazo.

Una vez más vuelvo a mi afirmación anterior de que al CFS debe identificársele con el Proceso del Cuerpo de Luz. Pero esto, no solamente lo ignoran los médicos, sino que muchos pacientes hasta ahora jamás han escuchado esta afirmación.

Toda evidencia de que las causas del CFS sean invisibles y provengan del nivel espiritual es sistemáticamente rechazada. En algunos libros que he consultado mencionan explícitamente que se cree que muchos pacientes de CFS puedan estar negando un supuesto problema psicógeno (que tiene que ver con la psiquis) capaz de desencadenar los síntomas. Porque como regla general no se ha llegado a identificar en los laboratorios ninguna causa física de su desorden. Este diagnóstico los lanza al mundo de los estimulantes psíquicos, los antidepresivos y con ellos les exponen a la incomprensión de su médico, de la familia y de los colegas en el trabajo.

Rara vez se alimenta en estos pacientes la esperanza de que algún día se detectará un virus, algún veneno en el medio ambiente, o alguna causa externa que pueda ser el punto de partida del CFS. Si esto ocurriera quedarían rehabilitados ante los ojos del mundo que los rodea y su enfermedad sería por fin reconocida y tomada en serio como tal.

Visita al médico.

Dentro del sistema vigente quedan los despiertos Trabajadores de la Luz provisionalmente en desventaja y el hecho de que tengan conocimiento de la verdadera causa de su enfermedad pasa a ser una información secundaria. Esto no les ayuda a remediar su situación inmediata. Que estén experimentando un síntoma o varios del Proceso del Cuerpo de Luz no importa. De todas formas necesitan ayuda terapéutica, incapacidad médica para faltar al trabajo, el respaldo de un seguro de salud apropiado y deben llenar todos los requisitos necesarios para tener acceso a las facilidades sociales por su incapacidad.

Para los médicos y el seguro social debería ser igual si se tratara de un paciente que cree o deja de creer que el deterioro de su salud se deba a cambios de naturaleza espiritual. En esta situación, la tolerancia de ambas partes puede ayudar mucho más que las palabras agresivas.

Sin embargo, sería ideal que consultaran a los pocos médicos que ya han encontrado su entrada al camino espiritual. Aun cuando deben entender que también ellos deben atenerse al sistema médico actual para poder acceder a las ventajas que brindan las instituciones.

La Terapia. Como ya lo expliqué, la medicina moderna no conoce ninguna terapia apropiada para curar el CFS, tampoco, en mi opinión, es posible cancelar el Proceso del Cuerpo de Luz. Solamente pueden aliviarse algunos de los síntomas.

Se pueden emplear algunos medicamentos suaves para reducir el dolor y a veces tratar el insomnio. Lo importante es que estos remedios no impidan el transcurso del proceso, o lancen al paciente de vuelta a un nivel ya superado. Esto ocurriría, por ejemplo, cuando se emplean altas dosis o prolongado uso de somníferos, fuertes medicamentos para el dolor, la depresión y psicofármacos. Si se ve la necesidad de emplear este tipo de medicinas, entonces debe tenerse cuidado de emplearlas solo por un tiempo muy corto.

Los dolores, contracciones musculares y bloqueos deben tratarse con métodos que apoyen la circulación de la energía y que promuevan el adelgazamiento y la limpieza del cuerpo. Es conveniente aquello que conduzca a incrementar la paz interior y apoyar la serenidad del ser.

No se trata de pacientes. La palabra paciente tiene la connotación de alguien que carece de algo.

Los seres que han entrado ya en el Proceso del Cuerpo de Luz no son pacientes.

Les perjudica creerse enfermos y pensar que son víctimas de algún elemento exterior que provocó su enfermedad.

Ayuda en cambio la actitud de entrega. Recuerden que con quejarse y lamentarse solo logran bajar la frecuencia de vibración (y lo que les ayudaría sería subirla).

También es aconsejable, el que investiguen publicaciones científicas sobre el CFS y que pidan información a sus médicos. Lo que nunca deben hacer es asumir el papel de víctimas y dejarse llevar por la desesperanza. (Nota MD: Eso es lo que hacemos cuando llamamos a esto: “mi enfermedad”).

Dos preguntas

Hay dos preguntas muy significativas que es preciso contestar antes de terminar.

1) ¿Son todos los pacientes de CFS Trabajadores de Luz? Acá quiero que se me aclare específica-mente sobre aquellos pacientes que todavía no han entrado en la espiritualidad y no tienen una visión espiritual de su enfermedad.

2) ¿Por qué no todos los Trabajadores de Luz están con CFS ni experimentan sus síntomas?

Todos los pacientes de CFS son trabajadores de Luz. En el sentido más amplio, todos los hombres son Trabajadores de Luz.
Porque sus cuerpos son Sistemas de Transformación Multidimensional para la conversión de la energía oscura (pesada) en energía de luz.

Gracias a la nueva estructura energética alcanzada por el planeta los hombres cada día que pasa serán transformadores más poderosos y efectivos.

Viéndolo de esta manera todos los pacientes de CFS son Trabajadores de Luz. También lo son si se mira con el criterio de que las diferencias entre un Trabajador de Luz y otro son solo de grado, y lo que varía es la intensidad en la vibración del aura.


Esta explicación puede ampliarse con la lectura del libro "El Cuerpo de Luz".

Hay Trabajadores que simplemente no han despertado a lo espiritual y que ignoran que son Luz condensada y que en algún momento podrán trasmutar esa Luz concentrada en una frecuencia de Luz más sutil.

Ellos todavía no están abiertos a las cosas espirituales, sino todo lo contrario, se irritan con el tema. A pesar de eso el programa del Proceso del Cuerpo de Luz ya está operando en ellos. (MD: ¿Están viendo los síntomas?)

Es importante advertir que estos Trabajadores de Luz no es que posean un alma menos desarrollada espiritualmente que los otros.

Sí es posible que ese paciente de CFS, todavía dormido al mundo del espíritu, albergue un alma muy avanzada.

Primero los temas de la Tierra.

El despertar espiritual y el Proceso no se producen en todos los hombres al mismo tiempo, y si se suceden paralelamente, no se dan con idénticas combinaciones, secuelas e intensidad de las mismas.

Todo depende de la intención del alma.

Puede ser que un alma, que lleva muchas encarnaciones donde la espiritualidad ha dominado, decida que en esta solo trabajará con los temas de la Tierra. Escogerá entonces vivir la sexualidad, la reproducción, la supervivencia y la afirmación de sí misma trabajando los miedos y percepciones defectuosas.

Para lograr esta meta esa alma prepara su cuerpo y sus chacras de modo que la conexión espiritual permanezca cerrada por largo tiempo. Solamente cuando logra sumar suficientes experiencias en los mundos inferiores comienza su trabajo de transformación hacia la síntesis y la Unidad. Entonces puede, según las circunstancias, repentinamente dejar de lado sus intereses materiales.

También puede ocurrir lo contrario.

Un Trabajador de Luz ha dormido por largo tiempo, pero en el momento en que la Luz del alma comienza a circular, repentinamente, como un tren expreso ruge, y dejando atrás su vida anterior avanza para descubrir el paisaje y el camino espiritual que le corresponde. Enfoque de la enfermedad - Cuando se tiene una actitud interior de esperanza y de plena confianza, se puede aprender a lidiar con los síntomas del CFS en una forma positiva. Esto ayuda al proceso en una forma más efectiva. En la práctica, aquellos pacientes de CFS que sienten gratitud hacia su enfermedad, porque les ha hecho despertar al mundo espiritual, desarrollan una actitud ante la vida completamente nueva y encuentran la satisfacción de alcanzar su paz interior.

La segunda pregunta:

¿Por qué no todos los Trabajadores de Luz, que han estado en el Sendero Espiritual por largo tiempo, desarrollan los síntomas del proceso del Cuerpo de Luz, o sea enferman de CFS?

La única respuesta posible es: Esperen un poco. ¡Todavía no ha llegado completamente el anochecer! Tarde o temprano cada uno comenzará a sentir los síntomas. Luego, cuando ese alguien haya desbloqueado sus Chacras, y al mismo tiempo haya transformado el material de su Ego, llegará el nuevo día, entonces integrará en su ser un nivel más alto de consciencia.

Explicación

1) En la década de los 70 la Tierra comenzó a ser bombardeada por altas frecuencias de Luz. Antes de eso estaban activas solamente las frecuencias de onda correspondientes a la tercera y la cuarta dimensión del espectro de color. Las nuevas frecuencias más altas de Luz correspondían a los colores violeta-verde, turquesa, plateado, color cobre, color salmón y dorado. Estos rayos de color afectaron a los Trabajadores de Luz activando sus cinco chacras más elevados situados en la cabeza y sobre ella.

2) Al Síndrome de Fatiga Crónica se le atribuyen otros nombres como: Síndrome de Agotamiento Crónico CES, o Síndrome de Cansancio Crónico CMS. Yo prefiero usar las iniciales porque se evita jugar con la energía negativa que implica el nombre clínico. Pero más adecuado todavía sería usar nombres como Síndrome Característico de los Mutantes, o Síndrome del Hombre Crístico. Se aceptan otras sugerencias.

Literatura - Existe mucha literatura sobre la Fatiga Crónica. También en Internet hay información abundante sobre el tema. Sin embargo la mayoría de estos datos solamente ofrecen la imagen clínica y escolástica de médicos y científicos. Para el lector que está interesado en el aspecto espiritual del proceso recomiendo un pequeño libro titulado "El Proceso del Cuerpo de Luz". Con su lectura podrán empezar a considerar sus síntomas, no como enfermedad, sino como un proceso intenso de mutación hacia el hombre Crístico.

En esa misma línea recomiendo la lectura de: "The Chronic Fatigue Syndrome" (“El Síndrome de Fatiga Crónica") de William Collinge. También " Síndromes de Fatiga Crónica y Fibromialgia" de Peter A. Berg.

Por Reindjen Anselmi”

Traducción del alemán por Hortensia Galvis Ramírez
Con Amor Edu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada